El Grillo-topo, la pesadilla de todo neófito con ínfulas de agricultor

Llevamos en modo pause tantos meses detrás de esta aventura huertera que acabamos perdiendo el norte. La espera para la confirmación de cesión de la parcela nos esta haciendo mordernos las uñas malamente y como único bálsamo esta el… pues voy a enterarme de como va la movida esta de tener un huerto y por lo menos adelantamos algo… A diestro y siniestro vas dando trompazos como un pulpo en una cristalería:

  1. Viendo tutoriales en youtube, al principio seleccionas buenos títulos “el cultivo del tomate”, ” la poda de la tomatera”, “principales plagas que afectan al cultivo del tomate panchungüero VI”… Y ya estás perdido…porque aunque no sabes cómo caíste en la 6a entrega de un tutorial entras en el bucle de videos latinoamericanos de sonoridad melosa que te hipnotizan y succionan la neurona. Hasta el momento en que vuelves al ziuuuuuum planeta tierra, ziuuuum España, ziuuuum Madrid, vale que tenemos buen clima pero justo, justo el dominio del cultivo tropical no me hará alcanzar la gloooooria horticultora en mi barrio, eso sí, voy a causar sensación en la próxima asamblea de Huertos cuando enuncie mis “erudiciones” sobre el injerto del agüacatero.
  2. Luego viene la fase lectiva tradicional, tanto gurú de internet polinizando flores de calabacín con bastoncillos de algodón te ha dejado la retina frita y acabas con tu cara de bobo y tu prometedora retina miope delante de una procesión de lomos de libros en una sección de la Fnac. Una sección estratégicamente ubicada, entre “ensayos” y “otras lenguas”… porque germinar una semilla, no sé si lo conseguirás, pero de ensayar y tirarte de los pelos para entender hortelfico, ya te digo yo, que vas a ir servido.
  3. El braseado altruista, con tanto hiperestímulo de información y tus tomateras empeñadas en no darte un esmirriado tomate hasta que no las traspases de su macetica’ al vergel derrochador de nutrientes prometido (nótese que nos volvemos a referir al pendiente de adjudicación), decides brasear a preguntas a tu interlocutor más majo de tu Red de Huertos amiga.

Llegado este punto lo mejor que te puede ocurrir es que des con unos huertófilos como los de la RehdMa que ya han ido y vuelto unas cuantas veces, han lidiado con las fases más exaltadas del neofitismo huertil y son capaces de diluir tus ansiedades por llenarte las manos de mierda de vaca y tripas de lombriz con dosis de humor y lecciones imprescindibles sobre el mal del jodido Grillotopo.

LAS PRINCIPALES PLAGAS DE LOS HUERTOS URBANOS COMUNITARIOS (por la RehdMa)
alegriadelahuerta.ado@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s